Ventajas de los coches de transmisión automática

cambio automático


Cuando hablamos de coches automáticos a muchos se nos viene a la cabeza que puede tratarse de una conducción monótona y aburrida, en cambio, si lo miramos desde otra perspectiva, la transmisión automática ofrece mayor confort y comodidad al conductor, aunque se pierda esa sensación de dominio sobre el coche.

A continuación os comentamos las ventajas de la transmisión automática sobre la transmisión manual pero antes conozcamos los tipos de cambio automático más frecuentes en el mercado.

Tipos de caja de cambio

La transmisión automática es bastante frecuente en el parque móvil actual, un buen ejemplo de ello son los coches híbridos, que son todos automáticos para aumentar la eficiencia de consumo y emisiones.

Muchos fabricantes están introduciendo progresivamente mejoras dirigidas a la automatización de las cajas de cambio en sus motores, entre ellos BMW, que trabaja en la idea de conseguir motores con cambio automático potente.

En cuanto a las cajas de cambio más comunes encontramos cuatro: doble embrague, convertidos de par, cambio robotizado y CVT. La caja CVT es la que mejor eficiencia de consumos proporciona, se utiliza en muchos modelos híbridos.

Por su parte, las cajas robotizadas son las más económicas, las menos avanzadas y las que ofrecen una conducción menos suave. Los convertidos de par y el doble embrague son bastante comunes, siendo los convertidos de par la caja más longeva.

Ventajas de la transmisión automática

La principal ventaja es la comodidad, al trabajar el vehículo de manera más autónoma, no se requiere de la utilización del pie izquierdo para desembragar ni de la mano derecha para introducir las marchas. En muchos casos, los coches con transmisión automática permiten la posibilidad de hacer los cambios “a mano”.

En situaciones específicas como tomar curvas, mantener las dos manos al volante puede prevenirnos de posibles imprevistos.

Mayor seguridad en la conducción. Siempre que se haya adquirido cierta experiencia con el tipo de cambio automático, enfrentarse a situaciones que pueden ser críticas como el adelantamiento o las altas pendientes, es más fácil de solventar con una transmisión automática, ya que el coche no se cala y no es necesario cala o no es necesario cambiar de marcha durante el adelantamiento.

Menor desgaste de elementos mecánicos. Un cambio de marchas manual puede ser tan suave como un cambio de marchas automático, pero para ello el conductor tiene que estar experimentado. La transmisión automática protege a los elementos del motor de manera más eficaz que la transmisión manual.

FacebookTwitterGoogle+Share
Compartir en Google Plus

Acerca de juanma

Soy redactor profesional, me gusta escribir de temas que soy apasionado, y el mundo de los coches desde siempre me ha fascinado. He trabajo en dealers y sé muy bien como se mueve el mundo de las ventas de coches, por eso me he inclinado a escribir sobre este interesante mundo de la industria automotriz.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios