Las cláusulas más curiosas en los seguros de coches


La mayoría de conductores optan para el seguro de su coche por cláusulas o coberturas tipo que pueden ir desde seguro a terceros, seguro a todo riesgo, rotura de lunas, incendios, robo del vehículo…  Sin embargo, los seguros hoy día incluyen todo tipo de cláusulas y coberturas que a menudo pueden pasar desapercibidas. Para cualquier conductor resulta fundamental revisar bien todas las cláusulas del contrato de su seguro, pues pueden cubrir un montón de situaciones que pueden hacer ahorrarle muchos euros y resultar enormemente prácticas.

Coberturas especiales o poco conocidas

Son muchas las cláusulas o coberturas que incluyen las aseguradoras que son poco conocidas por parte de los usuarios. Una de ellas es la cobertura de daños por impacto contra animales cinegéticos. Cada año se producen entre 15.000 y 20.000 accidentes por irrupciones o atropellos de fauna silvestre en las vías de circulación. Muchas compañías incluyen esta cobertura dentro de un seguro del tipo a terceros ampliado.

La asistencia nocturna es otra de esas coberturas poco conocidas pero que puede resultar muy útil en determinadas ocasiones. Se trata de un servicio que ofrece la aseguradora para trasladar a vehículo y a su conductor a su domicilio si ha consumido alcohol. Presenta ciertas limitaciones, como distancias inferiores a 25 kilómetros, usuarios menores de 26 años y horario entre las 12 de la noche y las 7 de la mañana.

Con la enorme competencia que existe en la actualidad entre las compañías aseguradoras, muchas de ellas tienen que optar por estas cláusulas especiales para atraer a clientes. Los clientes, por su parte, tienen a su mano herramientas como un buen comparador de seguros de coche que ayuda en gran medida a elegir la mejor opción que se ajuste a sus necesidades.

Conseguir dinero por adelantado

Otra cláusula que resulta interesante es la que propone algunas compañías, ofrecer un adelanto de las indemnizaciones. Hasta 30.000 euros por siniestro ofrecen algunas compañías si se cumplen ciertas condiciones. Además, en el caso de que un usuario tenga que costear la reparación de su vehículo tras un accidente, también es posible solicitar un préstamo de reparación.

En este último caso se trata de un préstamo ligado a un riesgo y que se concede de manera exclusiva en caso de sufrir un accidente con el coche. Con esta cobertura, el beneficiario del seguro se garantiza disponer de dinero líquido para reparar su vehículo en caso de accidente.

FacebookTwitterGoogle+Share
Compartir en Google Plus

Acerca de juanma

Soy redactor profesional, me gusta escribir de temas que soy apasionado, y el mundo de los coches desde siempre me ha fascinado. He trabajo en dealers y sé muy bien como se mueve el mundo de las ventas de coches, por eso me he inclinado a escribir sobre este interesante mundo de la industria automotriz.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios