La necesidad de tener un seguro de auto


En la actualidad prácticamente casi toda la sociedad occidental utiliza un vehículo para el transporte y en la mayoría de las ocasiones es un coche. Un coche ayuda a ir al trabajo, a ir a la compra, a llevar a los niños a colegio, etc, muchas son las tareas que facilita poseer un auto. Pero hay que ser cuidadoso, ya que algún accidente o el mal cuidado del propio coche nos podría dejar sin él, por ello se debe contratar el mejor seguro de auto en México o en cualquier otro lugar, ya que ahorrará muchos disgustos al conductor.

Por qué contratar un seguro

– Es obligatorio contratar un seguro en Ciudad de México y otros Estados del país desde el pasado año de 2014.

– Con los millones de accidentes de tráfico y miles de fallecimientos que se dan lugar en México cada año lo más recomendable es tener un seguro que pueda cubrir los daños tanto personales como materiales. Concretamente fueron más de dos millones de accidentes los que se cifraron en México, acompañado de un total de 16.000 fallecidos, además de las perdidas materiales.

– Además, entre los años 2015 y 2016 ha aumentado el porcentaje de robos de auto en un 4,5%. Esto lleva a una suma total de 62.000 coches robados, por lo que un seguro cubriría bien este tipo de problemas.

– Por los daños que se puedan producir a terceras personas, ya que algún despiste puede provocar ciertos daños en el vehículo de otro conductor. Para que todo quede lo mejor posible el seguro cubre los gastos en estos accidentes y no hay que llegar a problemas mayores con otra persona.

Tipos de seguros de coche

Se debe buscar bien el seguro que se va a escoger y que este cuente con un agente certificado y autorizado por la CNSF (Comisión Nacional de Seguros y Fianzas). Tras comparar precios y condiciones se debe elegir entre tres tipos de seguros distintos:

– Responsabilidad civil: es uno de los más cotizado a día de hoy y de los que más se necesitan, además es obligatorio poseerlo en Ciudad de México y otros Estados del país. Este tipo de seguro cubre los daños que se puedan ocasionar a terceros y su vehículo. Evita problemas tanto al causante del accidente como a la víctima. Por ello, si se tiene algún fallo y se hace daño a otro coche no hay problema, porque este tipo de seguro lo cubre.

– Cobertura limitada: cubre los gastos en caso de que alguna persona envuelta en el accidente acabe lesionada, incluso si es el propio conductor del vehículo, ya sea el que lo ha causado o el que lo ha recibido. Además, cubre un posible robo del coche.

– Cobertura completa: en este caso el seguro cubre mucho más que en los dos anteriores, aunque es más caro. Este cubre todos los riesgos y daños que pueda sufrir el coche. Se encarga si el coche ha sido destrozado, de las personas que necesiten atención médica y de si lo roban en algún momento.

FacebookTwitterGoogle+Share
Compartir en Google Plus

Acerca de juanma

Soy redactor profesional, me gusta escribir de temas que soy apasionado, y el mundo de los coches desde siempre me ha fascinado. He trabajo en dealers y sé muy bien como se mueve el mundo de las ventas de coches, por eso me he inclinado a escribir sobre este interesante mundo de la industria automotriz.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios