Cómo evitar problemas al comprar un coche de segunda mano

48822266_186e31660b_b1


El mercado de coches de segunda mano está en pleno auge, cada vez se celebran más ferias de automóviles y vehículos de segunda mano y ocasión y aparecen más portales web y comparadores de este tipo de vehículos.

Comprar un coche de segunda mano se ha convertido en los últimos años en una opción muy interesante de adquirir un vehículo para cubrir ciertas necesidades debido a la crisis económica. En cualquier caso, antes de comprar un vehículo de segunda mano o de kilómetro cero hay que estar atento a los siguientes consejos.

Consejos para comprar un vehículo de segunda mano

El primer consejo es obvio, siempre que sea posible, sobre todo si se trata de compraventa entre particulares, busca un coche del que tengas referencias, un amigo, un familiar, un conocido, un concesionario oficial de confianza, etc.

Es evidente que cuando se compra un coche de segunda mano, uno de las razones principales son los motivos económicos, pero no se deben adquirir vehículos que estén muy por debajo de su precio de mercado, buscar chollos o gangas puede acabar con problemas posteriores y que el vehículo no responda de manera adecuada.

Las prisas nunca son buenas consejeras, una operación de este tipo requiere su tiempo, antes de formalizar la compra, hay que conocer bien cuál es el estado del coche, estar seguro de la fiabilidad de la operación y de que el vendedor no va a jugárnosla, etc.

Otro aspecto importante es revisar de primera mano el estado del vehículo, tanto los aspectos mecánicos como los aspectos estéticos. Dentro de los aspectos mecánicos: comprobar el estado de los neumáticos, del motor, del tubo de escape, etc. En relación a los aspectos físicos: la carrocería, el paragolpes, los faros y el interior del vehículo (sillones, salpicadero, cinturones, ruido de dirección, volante, etc.).

SI es posible, acudir siempre a un concesionario oficial o a una tienda especializada. Estos actores ofrecen mayores garantías legales que la compraventa entre particulares, que aunque también es posible reclamar incidencias, suele ser más difícil y caro.

No hay que tener miedo a preguntar cualquier tipo de detalle al vendedor: kilometraje, cuántos dueños han poseído el vehículo, cómo lo han usado, cuál es el historial mecánico del coche, si ha sufrido accidentes, todas las preguntas son pocas para conocer cuál es el estado real del vehículo.

Y por último, antes de la compra de un vehículo de segunda mano es necesario revisar de manera minuciosa toda la documentación del coche: permiso de circulación, ficha técnica, ITV…

FacebookTwitterGoogle+Share
Compartir en Google Plus

Acerca de juanma

Soy redactor profesional, me gusta escribir de temas que soy apasionado, y el mundo de los coches desde siempre me ha fascinado. He trabajo en dealers y sé muy bien como se mueve el mundo de las ventas de coches, por eso me he inclinado a escribir sobre este interesante mundo de la industria automotriz.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios